Menú
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ~Reglamento Obligatorio~
Lun Mayo 29, 2017 2:01 pm por James Kidd

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Jue Ago 04, 2016 11:36 am por Invitado

» Abadie ficha terminada
Lun Jul 25, 2016 3:25 am por MakanoElUkeGamer

» ¿Siguen activos los admin?
Jue Jul 21, 2016 8:17 pm por Kurt Davies

» Bel Kae Nom Legends - Afiliación élite
Sáb Mar 26, 2016 4:47 pm por Invitado

» Saint Seiya Eternal Spirit [Afiliación Élite]
Jue Mar 24, 2016 3:48 pm por Invitado

» Nadir Kamal Daher
Mar Nov 24, 2015 12:38 am por Nadir Daher

» PearlHook University [Normal]
Sáb Oct 31, 2015 10:53 pm por Invitado

» Publiforo - Invitación
Vie Oct 30, 2015 4:13 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Sáb Mar 22, 2014 12:04 am.
Lucius Skevinton
Contact
Rumiel
Contact
René Founier
Contact
{8/12}

¡Vota por nosotros!
Shiki Topsite!

Musica Foro Madness by Crilancelo Finrandi on Grooveshark

Licencia de Creative Commons
Madness Love está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported.Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. Todos los recursos utilizados aquí, han sido tomados de Zerochan, Google, entre otros. Los créditos pertenecen a sus respectivos dueños.Especial agradecimiento a PYRITE WOLF @ SOURCECODE Por el hermoso tablón de Anuncios, y el menú desplegable. Este Foro se visualiza perfectamente con Google Chrome.

Cadenza I.D

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cadenza I.D

Mensaje por Cadenza el Lun Oct 20, 2014 11:10 pm

◘Nombre: Enzo / Alias: Cadenza
◘Apellido: Vergna
◘Edad: 34 aparentes, reales alrededor de 500
◘Estrato Social: Noble
◘Ocupación: Barón
◘Inclinación Sexual: homosexual -En realidad es bisexual, pero ya no soporta a las mujeres-

◘Descripción Psicológica: Cadenza es un hombre complicado, como poco. Adjetivos como frío, despiadado, monstruoso, son unos de los pocos adjetivos referidos a su persona, y todos verdad. Esta resentido con el mundo desde que su mujer lo traicionó, ha dejado de creer en el amor. No en su existencia, sino en que exista para el. ya estuvo enamorado cuando era humano, de hecho, por la manera en la que recuerda a su amante muerto se diría que aún lo esta, a pesar de que sabe que lo que hace actualmente repugnaría a Giovanni. Pero los muertos no pueden opinar así que hace lo que le da la gana, desquitándose por los desmanes pasados, decidido a vivir su  no-vida como el monstruo que se supone que es. No obstante no esta desconforme con su nueva naturaleza, le parece muy apropiada ya que se considera muerto por dentro. No obstante su creador, Kaeso, piensa que tiene muy mala opinión de si mismo. Ya que con el no se comporta de ese modo. Kaeso sabe que Cadenza puede comportarse como todo un caballero, de modales algo oxidados, pero incluso educado y protector con aquellos que le importan, como ha sucedido en el pasado cuando Kaeso o Catalina han tenido problemas.

◘Descripción física: Enzo ya era un hombre sumamente atractivo cuando era humano, y su vampirismo incluso acrecentó sus rasgos. Lo sedoso de su cabello, la palidez de su piel y su suavidad, sus ojos brillantes y penetrantes de un color rojo como la sangre idéntico al de su cabello más no al de sus cejas, negras y con mucha personalidad. Sus labios y su nariz son masculinas, pero atractivas. Su melena es larga, hasta media espalda. Suele llevarlo recogido con una coleta baja y el flequillo cubriendo parcialmente su cara. Su cuerpo es fuerte y estilizado, de músculos fibrosos pero no demasiado llamativos. No es que sea un hombre lobo, es un vampiro por lo que todo es es elegante, y alto... pues mide alrededor de un metro ochenta y cinco. Suele vestir con ropas elegantes de la época, normalmente trajes negros y camisas blancas que suele llevar de manera impecable. Cuando esta solo sin embargo ya es otra cosa, prefiere descamisarse o llevarla holgada para estar más cómodo. Tiene algunas cicatrices en su cuerpo, que no se han borrado con su conversión en vampiro, las realizadas en aquella prisión a la espera de ser condenado, las marcas de su martirio. Entre ellas hay un S marcada al hierro en el hombro.

◘Historia: Enzo nació en Italia, en la bonita ciudad de Florencia allá por el 1340. Nació en el seno de una familia noble y acomodada, jamás le falto de nada en absoluto. Lo cual era difícil por aquel entonces, seamos sinceros... la vida era dura entonces. Sin embargo el pequeño Enzo no tuvo que preocuparse como otros niños de su edad por tener comida en su plato todos los días, o tener que dedicarse al pillaje. En absoluto, es más, el incluso fue uno de esos privilegiados que pueden estudiar. Y encontró en ello lo que se convertiría en su mayor afición y la mecha que terminó por destruir la que iba a ser su vida... la música.
En cuanto fue capaz de empezar a tocar, quiso aprender más y más, cualquier instrumento del que oía hablar, cualquier profesor o celebridad que pasase por la ciudad de Florencia el insistía en ir a verla, para aprender. No es que quisiese ser un gran músico, o cantante, aunque su voz antes de la adolescencia era dulce como la de un ángel según cualquiera que le oyese cantar. No, el no quería ser cantante ni músico, sabía de todas formas que no podría serlo debido a su posición, no sería nada correcto que un noble se dedicase a tales banalidades... sin embargo podían ser mecenas.
Cuando los años pasaron y el pelirrojo dejó de ser un adolescente para convertirse en un hombre joven, con una voz calmada y profunda, seductora e incluso con un tinte ladino en ella. Una voz perfecta para el canto, la seducción y la provocación. Ya desde hacía años había notado que le atraían por igual hombres y mujeres, pero nunca había sido demasiado lascivo, no hasta que conoció a la persona indicada, un cantante nuevo llegó a la ciudad, era joven, hermoso, con un cabello y ojos negros que robaron su respiración al momento en que sus ojos se cruzaron. Nunca había estado tan seguro  de que deseaba a alguien como en aquel mismo momento, y de que lo conseguiría. Solo tardó tres días en realidad hasta meterse entre sus piernas. Pero no era solo eso, lo quería, estaba enamorado y aquello era nuevo.

Por desgracia su familia tenía otros planes para el. Matrimonio, por supuesto con una mujer. Era lo que tocaba, no le quedaba más remedio, lo sabía desde hacía años así que no se resistió y terminó por contraer nupcias con una hermosa pero insulsa mujer de nombre Marcela. Por fortuna pudo conservar a su amado Giovanni como amante. Y pensó que así sería para siempre, pero se equivocaba. La peste llegó a la ciudad, y la asoló... pero la ciudad entera podría haber ardido en llamas y a el no le hubiese importado... si tan solo Giovanni no hubiese enfermado. La peste fue rápida en el, mancillando su cuerpo y llevándoselo de su lado para siempre. Jamás sintió una tristeza y una amargura tal como la del día en que escuchó las últimas palabras de su amante, apagadas para siempre por aquella inmunda enfermedad. Quería morir con el, pero milagrosamente no enfermó... Y su mujer estaba embarazada. Podía dejarla a ella pero no a su futuro hijo. Enterró a Giovanni con todo el dolor de su corazón y guardó su luto.

Los meses pasaron y llegó el momento del nacimiento de su primogénito. El parto fue duro...e infructuoso. El bebe nació muerto aunque su madre sobrevivió. De nuevo la tragedia parecía cebarse con el. ¿Por que? Aquello hizo que su ya inexistente relación matrimonial se resintiera, y Enzo volvió a buscar compañía entre las piernas de hombres, casi como un alcohólico que busca ahogar sus penas en alcohol. Eso, sumado a la pérdida de su hijo terminó por inflamar a Marcela que no dudo en denunciar a su marido a las autoridades eclesiásticas, como sodomita. Tras la peste negra que asolo Florencia la gente buscaba respuestas, culpables... y el clero no dudo en culpar de ello a los homosexuales, hombres como el que preferían de otros de su mismo genero. Los había castigado dios enviando una plaga a la ciudad y la forma de salvarse, de impedir que volviese a suceder era convertir Florencia en una nueva Sodoma y Gomorra, purgándolas con fuego como hizo Dios. Las piras ardían por la ciudad, desde su encierro Enzo podía oler el humo de la carne quemada, escuchar los gritos de los torturados. Solo fueron dos noches, solo le dieron dos noches allí dentro antes de la que sería su sentencia, exhibición y castración pública, pues varios de aquellos hombres con los que se había acostado admitieron aquello bajo tortura, y si usaba su ``instrumento´´ para sodomizar y pecar, había que cortarlo. Igualmente no es que fuese a necesitarlo mucho después de aquello, nadie sobrevivía a algo así.

Encogido en su pequeña celda, Enzo agradeció que Giovanni no pudiese verlo así... y fue entonces, en aquel momento de extrema vulnerabilidad, cuando apareció otro hombre en su vida, también de pelo negro, pero distinto en todos los demás aspectos a su amado Giovanni. Y no había llegado allí para convertirlo en su amante, ni para castigarlo. El hombre marcado por las llamas abrió la puerta y le tendió la mano, le ofreció algo que ansiaba. Venganza, venganza sobre aquella mujer que lo había traicionado, sobre aquellos curas que habían dictado sentencia, sobre el jurado de hipócritas que lo habían condenado. le ofreció la capacidad de vengarse con sus propias manos, el poder y una nueva vida.

Y aceptó. Tomó aquella mano y negó a dios mientras Kaeso, su nuevo padre, mordía su cuello y bebía su sangre hasta casi drenarlo por completo. Entonces le ofreció la suya, que era negra y espesa. Y bebió. El proceso fue doloroso, tomó toda la noche entera, pero renació convertido en vampiro, en el ataud compartido por su nuevo padre. Y esa misma noche le dió libertad para saciarse, para hacer lo que le viniese en gana con quienes habían querido acabar con su vida peor que si fuese un perro. Y el aprovechó aquello.

Buscó a los curas, y los destrozó. Buscó al juez y bebió su sangre, encontró a todos y cada uno de los miembros del jurado y los masacró ante la mirada de su familia. Florencia contemplaba esa noche el nacimiento de un monstruo, entre sangre y gritos de agonía. Su última parada fue su propia casa. Cubierto de sangre, el servicio se apartaba huyendo de el, trastabillando incluso. Sus pasos se dirigieron tranquilos hacia donde sabía que su mujer estaba, la propia alcoba. Abrió la puerta y la miró con una sonrisa tan afilada como sus colmillos.  Sus dedos rodearon la garganta ajena y apretó hasta notar los huesos cediendo. No quería su sangre dentro de su cuerpo.

A la noche siguiente el y Kaeso partieron de Florencia, y hasta la fecha no ha vuelto. Durante unos cuantos años viajaron solos por Europa, terminaron en España donde su padre convirtió a otra. Una mujer esta vez, acusada de brujería por sus propios padres, dada de lado por su prometido y vejada hasta perder el sentido. Fue la primera mujer por la que no sintió un asco profundo, pero allí quedó todo, Catalina era su hermana impía simplemente. Eran una curiosa familia sin lugar a dudas. Después de un par de siglos sus pasos se separaron, sin ninguna razón concreta. Catalina decidió quedar en letargo y Kaeso quería explorar países más cálidos mientras que Cadenza, pues decidió que su nueva vida necesitaba un nuevo nombre aunque Kaeso siempre lo llamase Enzo... quería viajar a lugares más helados.

Alemania, Rusia... hasta que se cansó y decidió ir a donde sabía que ahora residía su padre, Inglaterra. Concretamente la villa de Rose. ¿Como podía saberlo exactamente? Bueno, sus lazos nunca se habían cortado, ya fuese por carta o por aquella sensación persistente que le decía donde estaba Kaeso o si estaba bien, privilegios de los lazos de sangre. Así fue como viajó y ocupó una mansión cercana a la de su padre, curioso sobre aquella repentina manía sedentaria del mayor. Quizás incluso lo echaba de menos, pero no podían vivir juntos... pues tenían ciertas opiniones en contra principalmente sobre la comida. Advertido por el romano sobre el hecho de  no llamar la atención, Cadenza ha prometido ``portarse bien´´ y no arrasar a los humanos de la villa con su gula, o simplemente por pasar el rato. No obstante... si su victima no es demasiado llamativa...¿Quién se dará cuenta de las desapariciones?

◘ Gustos: La música, los hombres preferiblemente aquellos que le resulten hermosos o adorables ya que le resultan más divertidos de mancillar y bueno, cuando era humano también eran más su tipo. La sangre, sobretodo la sangre de virgen. Disfruta enormemente de ir a la ópera y beber una buena copa de vino tinto, si es que no tiene sangre a mano, pero bueno, siempre es estimulante variar. Al igual que su padre vampírico le gusta que se hagan las cosas a su manera. Puede comer pequeñas cantidades de comida humana, y no le disgustan los dulces en realidad.

◘Odios: A la iglesia, sobre cualquier cosa. Que no se haga lo que el quiere, que una presa sea particularmente difícil, los cazadores, tener que reprimirse para no llamar la atención.

◘Habilidades: Ha heredado casi todas las de su padre: A parte de la fuerza y velocidad aumentadas típica de los vampiros tiene una habilidad llamada obtenebración, o control de sombras. Puede desde ensombrecer una sala a transformarse a si mismo en sombras para colarse por pequeñas grietas, pasando por crear unos zarcillos de sombras que retienen a su presa. El es el único que puede ver en la oscuridad que el mismo cree. Borrar pequeños lapsos de tiempo en la memoria de sus victimas, si es que las deja vivas. No obstante tiene una habilidad propia, es capaz de manipular a los humanos con su canto, someter sus voluntades y convertirlos en poco más que perros obedientes y sumisos, o simplemente hacerlos dormir.

◘Debilidades: el ajo le resulta venenoso y una estaca de madera en el corazón lo paraliza más no lo mata. Muere si le cortas la cabeza. Es vulnerable de día, cae en letargo y solo despierta cuando vuelve a caer la noche ya que la luz del día le quema. No se encuentra bien en presencia de objetos religiosos cristianos.

◘Datos extras:
◘Imagen del personaje:
Spoiler:
 



ΩNombre Real del personaje: cadenza
ΩSerie: Uragiri boku no namae wo shitteru

"Sólo tú y yo sabemos lo que ignora la gente al cambiar un saludo ceremonioso y frío, porque nadie sospecha que es falso tu desvío, ni cuánto amor esconde mi gesto indiferente..."
avatar
Cadenza
Nobleza
Nobleza

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cadenza I.D

Mensaje por Zennu Noah el Mar Oct 21, 2014 8:20 pm

avatar
Zennu Noah
Piratas
Piratas

Mensajes : 65

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.